aprendizajes, Autoestima, Experiencias, historias, Pensamientos, Realidades

Padres e hijos

img_20161109_111343.jpgHoy hablé, por casualidad, con una chica de unos 15 años. Ella trabaja fregando los pisos de la casa del vecino.

Le pregunté la razón de ejercer tan pesada labor, imaginé que los problemas económicos han  provocado un hueco al bolsillo de su familia, y que podría ser su historia muy igual a la de muchas chicas de escasos recursos. Quizá a la mía, a la de otras.

Ella me habló de sus aburridos días. Me contó que no está estudiando. Que le es difícil cumplir con ambos deberes, el hogareño y el escolar. Que su madre dice lo primero es la casa, pues sin arroz no se vive y que sus hijos tienen la obligación de mantenerla.

Confieso que la historia no me sorprendió. Este es el dilema de muchas familias en República Dominicana. Usualmente, las personas de escasos recursos desean tener muchos hijos bajo la esperanza de que los mismos, en el futuro, les mantengan.

Esta idea surge de la creencia absurda de que los hijos les pertenecen o de que la pobreza acabará con que los mismos se maten trabajando desde muy pequeños para hacerse cargo de los gastos económicos de sus padres. Típico, alguien cría a otra persona como si fuese una “cosa” o un negocio lucrativo del cual beneficiarse.

Lo triste es que hoy día, con tanto acceso a la información y mejoras en otros servicios, muchos ven este círculo como normal y correcto. Muchas personas o familias ignoran el mal que tales costumbres podrían causar, en sus hijos y familias.

Yo pienso que si hay algo que los padres y las familias necesitan enseñar o poner en práctica, es la libertad y el compromiso. Y es que madres y padres necesitan hacer empatía con los sueños de sus hijos e invitarles a volar, a crear por ellos mismos, a ser honestos, firmes, decididos, constantes, apasionados, comprometidos.

Los padres nunca deben aprisionar a sus hijos, ni hacerles parte del sistema, ni sumarles responsabilidades que no son suyas, ni decirles que no pueden, ni exigirles manutención económica o cuidados.

Con esto no digo que un hijo no tenga compromisos hacia con sus familiares. Sólo expreso la realidad vivida y la huella, que pienso, puede dejar en el alma de  hijos cuyos padres muestran tal comportamiento. Y es que este círculo económico genera que padres e hijos continúen envueltos en la pobreza mental y económica, ya que los padres no lograron sus sueños ni tampoco dejaron que los hijos concreticen los suyos. Esto genera pobreza sobre pobreza.

Si padres promedio de República Dominicana entendieran la necesidad de invitar a sus hijos a emprender, soñar y hacer suceder sus metas; si comprendieran la importancia de pensar con visión y de no ver en sus hijos una forma de beneficio económico para si mismos, sino un ente capaz de transformar y crear grandes tesoros, el mundo sería mejor.

aprendizajes, Experiencias, historias, Memorias, Pensamientos, Realidades

Pueblos de la frontera: Mitos y creencias

 

Estos últimos días han sido intensos. Bueno, como todos los que cubren mis horas y mis experiencias. Con decirles que no he tenido tiempo para escribir tanto como quisiera.

Mientras el sol y la lluvia dan vida a las paredes de mi casa, Anita me ayuda a organizar, todo esto para ver si así rendimos el tiempo. Y es que cuando una vive prácticamente sola, con tantos pendientes por resolver junto al devenir de la vida, es difícil hacerse cargo de todo.

En fin, Anita es una súper mujer y siempre esta sonriente. Ayer tuve la oportunidad de sentarme con ella y dialogar sobre temas  que en estos cortos días de conocernos no habíamos hablado.

Supe que su familia está en Neiba, por la Sierra de Bahoruco, de donde nacen las uvas y las tierras envueltas en agua dulce y salada. Eso ya lo sabía, pero no conocía su historia a fondo.

neiba2528logo2529
Logo: Neiba noticias

Me dijo que tuvo que venir acá para así poder enviar dinero a su hija de 11 años de edad, quien hace poco fue violada y está viviendo con la abuela. Además, me comentó que tiene otra criatura de 2 años. Solo que esta vive con su padre, quien la pidió, ya que Anita no podría hacerse cargo de la bebe.

Ambas niñas son hijas de diferentes padres. El de la mayor, la embarazó y se fue; ella tenía unos 16 años. Y el de la menor, es económicamente y socialmente diferente a Ana, la ha subestimado y no la ha querido como esposa. Me dijo.

Pero dentro de toda esta historia, algo que ha llamado mi atención, ha sido la tristeza que toda su vida ha embargado el corazón de esta mujer. Desde el haber nacido con menores oportunidades hasta el haberse enamorado y ser subestimada  por el simple hecho de no tener la exigida condición social o económica.

Me contó que la familia, del hombre del cual se enamoró, le hizo la vida imposible. A tal nivel de intentar matarla, de quemar su casa, y de al final, cuando no pudieron eliminarla con tales tácticas, practicarle brujería. Eso me dejó fría. Confieso que me pareció una novela o película.

Nuestra conversación prosiguió, con ella contándome acerca de las creencias de su pueblo. De los rituales, del vudú y sus practicantes, de la gente que creía en poderes misteriosos, de la influencia africana, y de cuán dañino podría ser esto sobre quien era lanzado.

Añadió, además, que desde aquel entonces asiste a una iglesia y que durante largos meses fue obligatorio visitar al psicólogo, producto del daño emocional que tales experiencias habían traído a su existencia. Adicional a esto, expresó no sentir vergüenza de aceptar que estuvo en comunicación con un terapeuta, pues entendió que dado el caso, fue saludable.

Las historias me dejaron perpleja. Es increíble cómo los pueblos crean sus mitos, y cómo las creencias hacen efecto a través del eco que produce practicarlas. A la vez, sentí miedo, o grima como dicen en el campo. Eso no lo niego.

En otro orden, confieso, que dado mi espíritu de periodista, sentí deseos de investigar más y buscar respuestas de porqué suceden o se dan estos acontecimientos. Así que continué leyendo en internet lo que antes había leído. Pienso que buscar información nunca está mal. Luego pude percibir cierta sensación en mí, luego me calme y no supe más.

Yo creo que esos asuntos de hechicería, de maldad y de disturbios, no son más que el producto de la imaginación del cerebro humano en medio de las cosas que uno mismo se repite o se dice. El poder de las palabras en repetición, crean una fuerte emoción en nosotros, haciendo que las hormonas excitación se eleven y den vida a un estado de delirio mental. Mejor que sea eso.

Ahora, paso cerca de casa y a veces veo a Anita en otro hogar, practicando el aseo. La miro y la saludo. Agradezco que me haya confiado tanto. Sin embargo, tengo días que no le veo en casa. Ella solo va cuando la llamo, para ayudarme. Imagino que en estos días todo está limpio, he podido sola. Por otro lado, es posible que en estos momentos conserve un sabor entre dulce-amargo de las culturas y creencias de pueblos ubicados en la frontera de mi país con Haití.

Pero de todas formas, siempre es bueno conocer. Y yo feliz e interesada en hacerlo, aunque con cierta grima.

vudu1
Foto: http://www.lareligionenlibertad.com

Hasta el próximo post.

Gracias a quienes me han escrito a mi correo: Carmen.fupsion@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Experiencias, historias, Memorias, Pensamientos

Tiempo 

wp-image-671391720jpg.jpg
Foto: Carmen Guzman

Conforme más pasa el tiempo, más me dedico momentos. Me doy gustos, y observó lentamente cada espacio mío, cada espacio suyo, cada morada, cada umbral de la vida, cada aprendizaje vuelto rarezas.

Conforme más pasa el tiempo, más me perdono y más tolero. La madurez cobra vida, renace y junto a ella, la paciencia. Esa que dibuja esperanzas, en base a verdades y realidades. Esa que cubre mi existencia y me hace humana, con errores y destrezas.

Conforme más pasa el tiempo, más entiendo que las personas somos en esencia lo mejor, sólo por ser únicas e irrepetibles. Así que nos equivocamos, metemos nuestras narices. Y qué? Eso es normal, eso sucede. Nacimos para disfrutar, para reír, para aprender, para errar, para hacerlo bien.

Conforme más pasa el tiempo, más acepto y me adapto. Aprendo a estar en cualquier lugar, con diferentes personas y diferentes espacios. Mi casa es ninguna, mi morada es mi corazón.

Conforme más pasa el tiempo, más saludable deseo ser y más salud quiero entregar. Yo no quiero andar por el mundo llevando heridas. Yo quiero ser un libro que expandan y aprendan de el, que dejen abierto o cierren si así lo desean. Pero que les quede alguna lección, algún buen sabor. Igual a mi.

Conforme más pasa el tiempo, más me enamoro y más amo. Más huelo, más siento, más quiero. Y es que yo no quiero perder mi tiempo en orgullos, ni en egos, ni en disturbios, ni en confusiones, ni en peleas. Yo quiero algo simple. Yo amo todo, desde el aire que respiro hasta el suelo que sostiene mis pies y dibuja una sombra que me acompaña.

Conforme más pasa el tiempo, más me amo y me exigo respeto. Comprendo que es la mejor forma de vida, y percibo que es lo que el universo desea. Si alguien me acompaña y yo entiendo que no es digno, me voy; si alguien me ama y entiendo que no puedo amarle de la misma forma, también me voy; si alguien me hiere, le pongo la otra mejilla, aprendo y me voy, pero nunca le lastimo de vuelta.

Conforme más pasa el tiempo, más me olvido de la lógica y le tomo amor a la Intuición. Por qué? Porque la lógica no siempre te dice la verdad, en cambio los ojos de la gente sí. Porque la lógica no siempre te es sincera, en cambio el corazón sí. En fin, hay cosas sencillas que uno sabe y no siempre tienen lógica. Es por eso que he comprendido que la podemos usar, pero nunca ignorar la Intuición. Si intuimos algo, se hace necesario reflexionar y verificar. 

Conforme más pasa el tiempo, más sé decir “me he equivocado”. Porque yo sé que el ego es estúpido y que admitir que caes es valiente. Así que yo podría estarme equivocando ahora y nunca sentirme mal por eso. Sino aprender y trabajar para ser mejor persona.

Conforme más pasa el tiempo, más creo en eso que dicen de las relaciones saludables. Sé que las buenas experiencias se construyen y que el amor suele empezar por una fiel y bonita amistad, que nunca debe romperse. Así que aprendo la importancia de mantener relaciones saludables, y ser amigos, antes que todo lo demás.

Conforme más pasa el tiempo, más me enlazo con esa necesidad de crear un balance en mi vida. No todo es planificación ni todo es libertad. Ambas tienen que existir, pero en correctas medidas. Cuando lo hago, soy más feliz.

Conforme más pasa el tiempo, más tomó insumos para frenar mi sed y mantenerme siempre hidratada para poder dar lo mismo a quienes me rodean. Así que me aseguro de tomar y dar mis dosis de amor, alegría, intensidad, sonrisa, ejercicio, sueños, proyectos, abrazos, caricias, respeto, sentimiento, tolerancia, solidaridad, paz.. Y sobre todo, me lo disfruto.

historias, Pensamientos, Poemas, Poesía, Realidades

Llévame 

 

ea3d59bd20b51efff77bdea097ff680b.jpg
Arte: Bogdan Nica

 

Llévame a ver salir el sol
desde todos los portales de la luna.
Llévame al puerto y al malecón
cuando el cielo se nos llene de gaviotas
naufragando las calles oscuras,
cuando le de la vuelta a San Juan
o cuando volemos chichigua en las Dunas.

Llévame,
ahora que ya no puedo
prestarte mi abrigo
ni quitarte la ropa,
ni sudar contigo,
ni perder la calma,
ni decirte las cosas
que nunca te he dicho,
ni mentirte,
ni hablarte,
ni decir que sí
sólo para dejar de discutir.

Llévame ahora,
que ya no puedo entregarte
mis alas,
ni subirme la falda,
ni cogerte con vicio,
ahora que da lo mismo reírse
de todo o llorar por nada,

ahora que ya no lloro, 

que no me haces falta.

Llévame a ver salir el sol,
cuando enrede mis cabellos en tu nuca.
Llévame al puerto de náufragos
y a los muelles que no escuchan tus preguntas,
justamente cuando se desatan
los pañuelos de bruma,
de los que hace algunas horas perdí la suma.

Llévame al vuelo 26,
donde los pasajeros no quieran jamás volver,
y volemos,
aunque sea en el avión equivocado,
o sin el..

Llévame a ver salir el sol desde todos los portales de la luna,
a ese rincón floreciente
que cubre el salitre
de Villa Trina,
y a su gente.

Sí,
Llévame al lugar que desconozco,
donde tu voz sea el viento
que rompa las olas,
y yo la piedra de imán
tomando todas tus pasiones,
sin horas ni demoras.
Llévame al nunca jamás,
que bien podría ser un pacto de despedida:
podrías ponerme en tu fuego,
y volverme cenizas,
ahora que no soy tuya,
ahora que no me abrazas,
ahora que no te amo,
ahora que no te veo.

Experiencias, historias, Libros

El secreto de Neguri: Una novela que a todos nos encantará leer

Hola mis amores!! En esta ocasión, motivada por la dulce y fascinante lectura de una gran pieza literaria, he decidido incorporar la recomendación de buenos libros por medio de nuestro blog. Así que para ello, iniciaré con el gran elogio hacia “El secreto de Neguri”, compartiéndoles así una espléndida obra creada por el destacado escritor dominicano -español, Luis Arambilet.

Empiezo diciéndoles que adquirí la novela vía Amazon (tienda online), todo esto al ver la interesante sinopsis que acompañaba la descripción de la misma. Ya al tenerla conmigo, en mi biblioteca virtual, les cuento que inicié la lectura e inmediatamente quedé prendida a través del drama que envuelve la historia. Me emocioné, y viví todas esas locuras como si estuviese ahí. Tanto la sentí que no quería apartarme de ella hasta ver qué tanto pasaba detrás de aquellos dulces, gratos, graciosos, tiernos, apasionados, curiosos, y sobre todo reales secretos vueltos narrativa.

“El secreto de Neguri” cuenta la historia de Armando Neguri, un joven artista de acomodada familia, quien nunca ejerció públicamente. Sin embargo, amaba la música, especialmente el piano. Es así como Armando junto a su soltería y su obsesión por atrapar a las reinas de la cloacas (cucarachas), decide hospedarse en un lujoso apartamento, ubicado en una costosa y ostetosa zona de Santo Domingo. Convirtiéndose este en el espacio a vivir sus más importantes años, envuelto en la soledad y las oscuras paredes que rodean al edificio. Hasta que un día, descubre unos pasadizos que le permiten monitorear a toda la torre, abriendo así la puerta hacia un mar de secretos guardados en la vida de toda la gente que habita ese lugar, vida que parecía perfecta pero no era precisamente tan ideal como muchos pudimos haber imaginado. Después de eso, la existencia de Armando da un giro sorprendente y la de quienes le leemos también.

Bueno, les digo que desde que exploré este preciado tesoro narrativo, pude crear un antes y un después. La obra deja huellas en quienes la leemos, y el mensaje se incorpora a todos los sentidos de nuestra vida, llegando así a nuestros más profundos sentimientos y realidades. En pocas palabras, nos hace reír, llorar y sobre todo crecer, gracias a las travesías de vida contadas en sus más 400 páginas.

Es una de las mejores novelas que he leído en mi vida. Es tan divertida que la puedes terminar en horas.

Aquí les dejo el enlace de Amazon, por si desean incluirla en su biblioteca virtual o física:

https://www.amazon.com/secreto-Neguri-Spanish-Luis-Arambilet/dp/1452857687

Linda semana. Besitos y abrazos voladores.

Espero les guste esta entrada, y si han leído la novela o les interesa, pueden comentar  abajo. Más adelante les compartiré más libros, igual acepto recomendaciones de buenos libros leídos por ustedes. 

Hasta pronto!

aprendizajes, Autoestima, Experiencias, historias, Memorias, Realidades

Algo más importante que nuestros miedos

 

Arte enviada por anónimo vía instagram

He perdido muchos miedos, por no decir todos. Los dejé desde el momento en el cual los enfrenté.

Desde niña me gustó enfrentarlos, o quizá los sueños fueron más grandes que ellos.  A mis 18 decidí marcharme de mi ciudad natal, Moca; e ir a Santo Domingo, capital de mi país. Al llegar me recibió una tía quien fue como una abuela para mi. Sin embargo, tenía un reto: El económico.

Yo había llegado con ahorros propios que en pocos días se desvanecerian. Así que debía encontrar qué hacer lo más pronto posible, y en una ciudad desconocida, con muy poca guía.

Lo primero que hice fue vender seguros. Me recuerdo andando muchas calles, rincones y lugares diferentes, no muy resguardados. Sitios donde más de una vez se armaron líos de los que era necesario salir corriendo, y no tuve miedo.

Tiempo después decidí aventurar e invertir lo que había ganado en café importado(que no era mucho, pero si todo), y no tuve miedo. Lo que sí tuve fue muchos sueños, tantos que llegue a imaginarme creciendo en ese tipo de negocio, aunque no fue así. Les cuento que perdí todo lo invertido, pero no tuve miedo y si lo tuve, no fue importante. Y después, reí..

Todo eso contaba con varias razones, la de estudiar, progresar y sobre todo realizar mis sueños, los cuales tuve muy en claro desde pequeña. Yo soñaba con ser una artista, una oradora a favor de los más necesitados, una escritora, actriz, periodista, alguien grande que trabajara con amor.

En fin, para vivir de manera espontánea y libre, es necesario dejar atrás los miedos. Se hace imperante dejar fluir, llevarse, tener claro eso que deseamos y volar, caernos, errar, probar, explorar, sentir, rasparse, caer abajo, hacer estupideces; y entonces, madurar y aprender venciendo los miedos que nos frenan e impiden crecer. 

Por eso hoy, yo me expongo. Me enfrento a mis realidades y verdades, lucho a todo pulmón por mis sueños y coloco todo mi corazón en el porvenir, en quienes me rodean, en lo bueno.

Igual, les invito a hacerlo, a sumarse, a perder miedos, a vivir más, a sentir, a dejarse caer y levantarse.

Besos y abrazos. 

Si les ha gustado este post, pueden comentar o dejar un like. Igual, pueden enviarme sus experiencias a mi correo carmen.fupsion@gmail.com 

Así aprendemos juntos!!

historias, Pensamientos, Realidades

Integridad: La mejor carta del juego

integridad
Fotografía de Carmen Guzmán

¨Integridad es mejor regalo que puedes darte, sin duda, a ti mismo.Eso lo sabe la naturaleza y el universo lo confirma. ¨

Hace unos días, alguien muy cercano, más de lo que se imaginan (identidad que no puedo revelar aquí) me comentó su dolencia al sentir cómo la familia se desintegraba y sin saber bien el porqué.

Yo le respondí, que se calmara, que de seguro eran asuntos de momento, que todo estaría bien. Pero, días más tarde, me comentó que había encontrado a esa mujer con otro hombre. Además me adelantó que supo, que todos lo sabían, menos él y que lo que su mujer había llamado error suyo, no era más que la mentira que ella negaba y quería tapar ante los ojos del mundo.

Me dijo, también que le costaba creerlo sin verlo antes, ya que ella hablaba demasiado de la gran integridad que como mujer le embargaba y en base a tales comentarios, él no podía pensar algo diferente de eso.

Yo le dije que se sintiera feliz. Aunque les confieso me sentí fatal, por el nivel en que me he involucrado en aquella historia. Pero lo mejor que alguien puede tener es su integridad, y eso no te lo da el afirmar una verdad que no es cierta; eso no te lo dan las mentiras que inventas ni las veces en las que te preguntan si eres una desalmada y dices no.

La integridad te la da lo que haces y lo que sabes solo tú. De eso debemos todos estar conscientes, porque en muchas ocasiones puede llegar alguien ¨importante¨ en tu vida, y dudar de ti y si tú le mientes, te haces el daño solo a ti; y si dices la verdad y aun así no te creen, y entonces gracias a eso le mientes apostando a que su corazón responda la verdad por ti, se hace el daño él.

No se si me entienden, pero lo que quiero decir es que la verdad no siempre está en la boca de la gente, está más bien en su alma y el espíritu de alguien limpio, siempre habla en silencio.

Todo en la vida se sabe, tarde o temprano, nada queda oculto.