Memorias, Poemas, Poesía

Vida mía 

27f350aebae561ebe75624988ff7662f.png            Fotografía: @mardepoesias

No sé qué hice en el pasado
o en la otra existencia;
como para que hoy me quieras así, vida mía..

Quizá ayudé a algún amargado,
fui el sustento de un ángel de la guarda,
la flor del flamboyan,
la cuidadora de algún buen niño dejado abandonado,
el antídoto que mató alguna incurable enfermedad,
o el refugio de algún discapacitado.

Es muy posible que fuese yo quien haya luchado,
con simple valentía y libertad
en contra de las injusticias,
a favor de la hermandad,
junto a los abandonados,
o como insurgente para nuestra restauración lograr.

Quizá fui yo la voz que lanzó
el grito de autonomía;
talvez nos conocimos antes,
y fui la luz que dio vida a tus necesidades,
la carretera que cubrió tu ciudad,
el agua que bebiste en el desierto,
la voz que escuchaste cuando estuviste triste,
la comida que comiste,
el sentir de un chico enamorado,
la caricia haciendo su efecto,
las maravillas que tocaste,
las alegrías que creaste.

Quizá fui el señor amando sin contemplar edad,
la guitarra junto a la composición,
el político deseando hacer el bien,
la familia en comunión,
la primera bicicleta que montaste,
el último o el primer beso que regalaste,
el abrazo tierno o sincero que entregaste,
la inocencia de tu madre al observarte,
la flor en plena inauguración,
la primavera en noche buena,
el corazón drogado y prendido en sus pasiones,
la ausencia de guerra,
la vida cerrando sus heridas y espinas,
el enfermo curado,
la mujer que anda sin prisa,
el primer reto logrado,
la pareja fiel y siempre buena,
la garganta firme que no agudiza,
el alma que siente y habla sin palabras,
el sentimiento que insiste.

Insisto,
algo grandiosamente hermoso tuve que haber hecho,
como para que hoy tú me quieras así vida mía.
Talvez fui el avión que sacó a los esclavos
de una tierra miserable,
quizás morí para salvar a uno menos culpable;
es muy posible que haya ofrecido discursos
para frenar la falta de dignidad y los insultos,
para defender el amor y la desposeida voz
de aquellos que podrían tener
menos que tú,
menos que yo.

Y es que algo inmensamente grande
tuve que haber hecho,
como para preguntarme dónde estabas tú, antes;
y dónde estuvo mi vida sin tu existencia.
Dónde estuvieron mis labios y mis necedades;
dónde existieron mis deseos y mis realidades;
dónde anduvieron mis vuelos y mis alas;
dónde navegaron mis aeropuertos y mis anclas;
dónde volé yo,
sin ti?

Anuncios

2 comentarios en “Vida mía ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s