Experiencias, Pensamientos, Poemas

Inerte

Desde hace un tiempo leo mensajes y ni respondo.La verdad es que no quiero inventarme historias, de esas en las que el príncipe besa a la linda chica y son felices para siempre.

Fui al infierno y regresé, me reí muchas veces. Bese tierra santa y en medio de la costumbre, la batalla gané. Y luego patee todo el camino.

Yo creo que me enamoré tanto una vez, que quizá el motor se ha apagado, y desde ese entonces sigue quemado. Y no niego que al principio yo intenté darle alas, y le dí ilusiones con rostros que ni siquiera me movían la mínima neurona de mi cerebro (Tratando de hacer lo que ellas hacen). Ellos solo fueron buenas personas, esas a las que no puedes ni besar y no lo haces, y eres más fría que una nevera en tiempos de invierno, (Y eso, que muchas le llaman guapos, y yo ni veo a un chico por eso. De hecho, nunca sé qué debería tener alguien para enamorarme) y juro que no soy fría, pero provocar que sea yo, no es tan fácil.

En estos momentos no me nace desear besos acalorados, ni prometer la luna y las estrellas en una tarde soleada a orillas del mar. Aún no tengo la puerta abierta, y de hecho lo que menos quiero es llamar la atención. No sé si alguien me entiende, la mayoría de veces no, pero yo he concluido en que tengo que ser quien soy, y yo me comprendo.

Para la mayoría de mujeres el amor surge conociendo alguien. Para mí es diferente, tanto que no sé cómo describirlo. Yo no busco el amor, no busco enamorarme, no trato de que funcione. A mi me gusta que me sorprenda, porque yo creo que el amor es eso. Me gusta que me suene, sin yo pedírselo. Me gusta pedirle tranquilizarse y verle seguir. Me interesa (aunque me duele) verlo equivocarse, o hacer las mismas cosas una y otra vez. Yo creo que la gracia y el sentido del amor es ese, porque creo de manera ferviente en la señal de los corazones (Cerebro), y en la intuición. Por eso no me arrepiento, de en su momento, haber querido. Sucedió por algo.

El amor no es conversar con alguien, y tratar de que te provoque cosas solo porque es buena persona o porque crees ¨podría funcionar¨. No es hacer novio y besar a ver qué tal, no es ilusionarte los primeros tres meses. Es negociar, sí. Pero es una fuerte conexión, que te lleva en cierto modo a hacer cosas que quizá por ti solo no harías y que otros podrían llamar sacrificio, pero para ti seria algo natural, que no necesitas forzar, que sale del alma, y que a veces tú mismo sueles preguntarte qué rayos fue eso.

El amor es una mentira que funciona, un acto de fé carente de egoísmo, un beso que se da porque sí y sin temor a perder hasta el ultimo rincón escondido del espíritu. Es demasiado grande para encontrar a alguien especial a cada rato. Está aquí con uno, pero no es fácil hacerle encontrar con otro amor, ni tampoco es fácil hacerle esfumarse si ya está o estuvo.
 

pa el blog
Fotografía: Carmen Guzmán
Anuncios

2 comentarios en “Inerte”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s